La planificación empresarial y su importancia

La Planificación empresarial consiste en elaborar un plan partiendo del análisis de la situación de la empresa y su entorno. Este plan permitirá definir los objetivos y establecer las estrategias más idóneas para lograr el éxito y alcanzar las metas.

Para las empresas es muy importante contar con una planificación porque les permite definir los objetivos que quieren lograr. También les permite conocer lo que deben hacer para llegar a las metas que se han trazado.

¿Qué es la planificación empresarial y su importancia?

El proceso de planificación consiste en evaluar los objetivos de la empresa y el diseño de un plan de negocio. Donde se deben establecer los planes de acción de acuerdo con las estrategias para poder lograr los objetivos planteados.

La planificación debe tener dentro de sus estrategias los periodos a corto, mediano y largo plazo. Esto es importante para la empresa porque es donde se establece el futuro de la misma, ayuda a minimizar el riesgo y conlleva al éxito.

 La Planificación empresarial es un documento muy importante para cualquier tipo de negocio. El cual contiene los objetivos a corto, mediano y largo plazo, las metas y ayuda a la toma de decisiones efectivas.

¿Cómo diseñar la planificación empresarial?

El proceso de planificación lleva una serie de etapas, entre ellas están las siguientes:

Establecer Objetivos

Lo primero que hay que hacer para comenzar a elaborar un proceso de planificación es identificar los objetivos específicos de la empresa. Esta parte debe llevar una descripción detallada de cada una de las metas y cuáles son los resultados esperados. Los objetivos siempre se deben describir en términos cuantitativos y no cualitativos.

Identificar los recursos

Las metas que se han establecido deben tener asociadas para lograr su cumplimiento las proyecciones de recursos humanos y financieras.

Definir las tareas de los objetivos

Para que las gestiones sean eficientes, cada uno de los objetivos y metas debe tener asociadas de forma detallada sus tareas. Esto permite que cada miembro del equipo sepa qué tareas debe cumplir y el tiempo que tiene para ello.

Priorizar los objetivos

Esta etapa consiste en priorizar cada objetivo y meta de acuerdo con la importancia que tiene en la planificación. Las primeras tareas que se deben realizar son las que se consideren más importante dentro de la planificación realizada

En esta etapa del proceso es necesario indicar un procedimiento ordenado para realizar cada una de las tareas y cómo lograrlas.

Establecer las actividades y diseñar un calendario

Cuando se comienza a identificar y asignar la prioridad de cada objetivo, es necesario diseñar un calendario. En este se deben describir cada una de las actividades, establecer quiénes serán los responsables en la ejecución. También debe indicar cuál es la fecha máxima de finalización de cada tarea.

La finalidad de esta etapa es cumplir con los términos generales que ha establecido la empresa.

Diseño de la metodología de evaluación

El proceso de planificación debe incluir cuál será la metodología que se va a utilizar para la evaluación y seguimiento. Esto será lo que permite llevar un control del avance de cada una de las metas durante el tiempo establecido.

La finalidad de esta etapa es identificar si alguno de los resultados de las actividades ejecutadas no es el esperado. Lo que permitirá establecer las acciones necesarias para corregirlo y poder cumplir con lo planificado.

Establecer alternativas de acción

Esta etapa consiste en diseñar un plan de contingencia que tiene como propósito ofrecer alternativas en caso de que surjan imprevistos. Con esto lo que se quiere es estar prevenido en caso de que no se logren los objetivos y metas planificados.  

¿Qué es y para qué sirve la planificación estratégica de una empresa?

La planificación estratégica es el camino que se traza una empresa para alcanzar sus objetivos y que va a hacer para lograrlo. Esta es una herramienta que utilizan las empresas que permite el desarrollo y la implementación de planes para conseguir sus objetivos.

Esta herramienta es muy importante para la toma de decisiones de las empresas sobre el camino a seguir y la forma como se está actuando. Esto con el propósito de conseguir los objetivos establecidos a corto, mediano y largo plazo.

¿Qué es la planificación estratégica de una empresa?

Es una herramienta de gestión que permite establecer la dirección que deben seguir la empresa para los objetivos previstos. Para ello tiene en cuenta los cambios y las demandas que el entorno impone.

La planificación estratégica es una herramienta muy importante para la toma de decisiones dentro de cualquier empresa. Este proceso consiste en la formulación y establecimiento de objetivos, en especial las acciones que llevarán al logro de los objetivos.

Esta herramienta permite poder formular, implementar y evaluar un conjunto de decisiones. Las cuales deben desarrollarse dentro de la empresa de una forma interfuncional para que los objetivos establecidos se puedan lograr.

¿Para qué sirve la planificación estratégica de una empresa?

Esta herramienta proporciona una dirección y sirve para describir los objetivos medibles, es de gran utilidad para orientar en las decisiones diarias. También se puede utilizar para evaluar los avances de los objetivos planificados y de ser necesario cambiar los enfoques.

La planificación estratégica hace que los objetivos y las metas de la empresa sean reales. Esto se debe a que los empleados pueden entender la relación existente entre su desempeño y la compensación.

El resultado que se logra con la planificación es que los empleados y los gerentes se vuelven más creativos e innovadores. Esto es de gran ayuda para fomentar el crecimiento de la empresa.

Etapas para el diseño de la planificación estratégica

La planificación estratégica es un proceso seguro que debe cumplir las siguientes etapas:

Establecer la misión y la visión de la empresa

La misión señala cuál es el propósito que tiene la empresa y justifica su existencia, para definirla hay que preguntarse “¿cuál es la razón de ser de la empresa?”.

La visión consiste en un enunciado que señala hacia dónde se quiere llevar la empresa en el futuro. También qué es lo que se quiere llegar a ser como organización, la pregunta que se debe enunciar para establecer la visión es: “¿qué queremos ser?”.

Efectuar un análisis externo

El análisis externo permite evaluar el entorno de la empresa, lo que ayuda a determinar las oportunidades y amenazas a las que se enfrenta. Las cuales pueden afectar de forma negativa o positiva.

Efectuar un análisis interno

El análisis interno proporciona información sobre la capacidad y el estado en que se encuentra la empresa. Permite conocer sus fortalezas y debilidades para así afrontar mejor los desafíos y retos que se le presenten.

Diseñar el diagnóstico y formular los objetivos

El diagnóstico de la situación, permite ubicarse en el entorno real donde se encuentra la empresa. Los resultados que se obtengan con el diagnóstico se establecen los objetivos, para ello se debe tomar en cuenta la capacidad y la disponibilidad de recursos.

Esto permite que los objetivos sean realistas con los que se puedan alcanzar los objetivos.

Elaborar el análisis estratégico

Este análisis estratégico se hace con la información y los datos obtenidos del análisis del entorno externo e interno de la empresa. También después de evaluar la capacidad y la disponibilidad de recursos.

Realizar un análisis competitivo

Para esta etapa se determinan concretamente las debilidades y fortalezas que tiene la empresa. También se determina las oportunidades y amenazas que enfrenta en el mercado que atiende.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.